Categorías
negocios

TikTok, Oracle y Walmart. Todo cambia para seguir igual

La lista de noticias extrañas de este 2020 es ya bastante extensa, pero el que una cadena de supermercados vaya a ser la propietaria de la red social de más éxito del momento es de las más inesperadas.

Y es que este pasado fin de semana, Donald Trump ha aprobado el plan que paraliza la prohibición de TikTok en EEUU con la que él mismo amenazó hace unos meses.

Este plan involucra a Oracle y Walmart, extraños compañeros de viaje en una operación extraña. De todo esto hablamos en este #technobits de Capital Radio con Luis Vicente Muñoz:

https://resbla.com/wp-content/uploads/2020/09/tiktok-oracle.mp3?_=1

 

Y la solución al ultimátum que dio Trump a TikTok en EEUU se sirvió en dos actos. Primero supimos que Oracle ganaba el “concurso” en el que se había convertido esta operación. Y lo hacía ganando a Microsoft, que era la empresa que parecía más interesada en la operación.

Hay que recordar que en un momento dado, Trump dijo que el gobierno americano debería recibir mucho dinero por haber facilitado esta operación, así están las cosas en el templo del capitalismo y esto da el nivel de toda esta operación.

En realidad, pronto se supo que Oracle no compraba TikTok, en realidad se convertía en “socio tecnológico de confianza“, sea lo que sea que significa esto.

Es importante recordar que Oracle no ha sido capaz de aprovechar la oportunidad de la computación en la nube y está muy lejos de los líderes en cuanto a cuota de mercado

Sin embargo, en las últimas semanas han ganado algunas operaciones con grandes empresas como McDonald’s, o aún más importante, Zoom. Ganar los servicios cloud de TikTok, sin duda añade una importante capacidad. Esto por cierto, ha sido mencionado por TikTok como motivo para elegir a Oracle.

Pero no ha sido hasta este último fin de semana que hemos tenido más detalles sobre la operación, y que había otro actor bastante inesperado, la gigantesca Walmart. Retailer que lleva años siendo la número uno en la lista de Fortune 500 y que en EEUU está siendo capaz de competir con la todopoderosa Amazon en comercio electrónico.

Y quizá venga por aquí el interés de Walmart en TikTok. A medida que digitalizan sus ventas, tener acceso prioritario al único canal que está demostrando llegar a los adolescentes de hoy en día, puede tener cierto sentido. Aunque pensándolo fríamente, no mucho. Normalmente, integraciones verticales con canales de marketing no suelen tener mucho éxito.

Finalmente, la fórmula elegida para la operación es la creación de una nueva empresa llamada TikTok Global en la que se concentrarán las operaciones de la empresa fuera de China. Oracle, Walmart y algún fondo de inversión entrarán en el capital con un máximo de un 20% del total, Bytedance (su actual propietaria) mantendrá el 80% restante. Aunque también podría ser que no fuera así, la operación está siendo cuando menos caótica.

Eso sí, las cifras son mareantes, se habla de que Bytedance valora TikTok en 60000 millones de dólares, y el plan es que TikTok global salga rápidamente a bolsa.

Si todos estos números son ciertos, y Bytedance saca 12000 millones por el 20% de TikTok Global (hay que recordar que TikTok China está fuera de todo esto), parece que más que una expropiación forzosa esto ha sido un gran negocio para Bytedance. Desde este punto de vista, más allá de algo de postureo, no parece probable que el gobierno chino vaya a impedir la operación.

Si habéis llegado hasta aquí, estaréis pensando, ¿qué sentido tiene todo este follón? Personalmente, el único sentido que veo a todo esto es que Trump salve la cara después de haber echado un órdago con el tema de TikTok. Y para hacerlo, ha tenido que pedir ayuda a dos empresas con las que tiene mucha cercanía (Oracle y Walmart).

Así que en resumen, Trump puede decir que TikTok está ahora bajo control americano, Oracle gana un cliente para su negocio cloud, Walmart acceso a los adolescentes americanos, Bytedance 12000 millones y el gobierno chino decir que no ha habido ninguna expropiación.

Todo tiene que cambiar para que siga igual.

@resbla

Categorías
innovación

Lazarillos digitales

Los lazarillos digitales ya están aquí. La transformación digital también ha llegado a la picaresca, y aunque nos gusta decir que somos el país del Lazarillo de Tormes, en realidad, los hay por todo el mundo.

De todo esto hablamos en este #technobits de Capital Radio con Luis Vicente Muñoz:

https://resbla.com/wp-content/uploads/2020/09/lazarillo-digital.mp3?_=2

 

El otro día, nos sorprendía esta noticia y esta fotografía.

 

Parece ser que en árboles cercanos a diferentes supermercados de Whole Foods (propiedad de Amazon) y alguno de sus centros logísticos, han empezado a “salirles” móviles a los árboles.

La cuestión es que Amazon utiliza una app (Flex) para gestionar los envíos a través de sus repartidores, y la inteligencia artificial detrás de esta app, selecciona a los repartidores en parte por su proximidad al centro de recogida. Así que estos lazarillos digitales, intentan engañar al sistema haciéndole pensar que están muy cerca del punto de recogida y así llevarse más pedidos.

Esto ha hecho que Amazon haya tenido que modificar el sistema de selección de repartidores, creando una especie de zona de exclusión dentro de la cual el sistema no acepta recogidas.

No es la primera vez que los repartidores intentan engañar al sistema, hace unos meses se supo que utilizaban diferentes aplicaciones y bots para recibir más pedidos. Y es que el efecto Cobra también se ha digitalizado, y en estos tiempos de COVID en los que no hay mucho trabajo en uber y lyft, los repartidores de Amazon quieren maximizar sus oportunidades.

Hecha la ley, hecha la trampa. Esto es cierto para todas las épocas, y todas las tecnologías. Si nos vamos a lo que sería la prehistoria digital, una de mis trampas favoritas es la de los phrakers que a principios de los años 60 eran capaces de engañar a las centralitas de las telcos con un silbato de juguete para hacer llamadas de larga distancia. La historia es aún más interesante, porque un niño ciego con oído absoluto, lo descubrió por casualidad silbando en el teléfono.

Pero más recientemente, tenemos también ejemplos muy divertidos. Como los vecinos que se compincharon para engañar a Waze (Google). Todos utilizamos este tipo de app para intentar escapar de atascos. Estos atajos, normalmente nos llevan por calles que normalmente no verían mucho tráfico. Esto pasó en una zona residencial, que ante el aumento del tráfico de usuarios de Waze huyendo de atascos, decidieron empezar a engañar a Google avisando de obras, retenciones y demás problemas en la calle.

Algo parecido hacía este artista con un carrito lleno de móviles para crear atascos falsos en Google Maps. Y claro, esa app que avisa de medusas en la playa en base a los avisos de usuarios, seguro que nadie manda avisos falsos para que vaya menos gente a nuestra playa favorita.

En China mientras tanto, las aseguradoras han empezado a hacer descuentos en las primas de los seguros de salud a la gente que mantiene hábitos saludables, entre ellos el del ejercicio diario, y concretamente, andar más de 10000 pasos diarios. Y claro, ha faltado tiempo para que el ingenio chino se pusiera a trabajar y diseñaran estos dispositivos, que puedes comprar, o que incluso en algunos restaurantes te los dejan para que te tomes unas cervezas tranquilo. Aunque hay más formas.

 

Sin duda, una de las aplicaciones más potentes de la IA es el reconocimiento facial. También ahí estamos viendo ejemplos de la creatividad humana. Sin duda, todos hemos visto a los manifestantes de Hong Kong utilizando láseres, pero hay otros sistemas aún más ingeniosos.

Están por ejemplo los ataques Black Blox  que intentan engañar a los sistemas de redes neuronales. Si hablamos de imágenes por ejemplo, se trata de cambiar el mínimo número de píxeles para conseguir que el sistema clasifique la imagen erróneamente. En este ejemplo, el sistema clasifica esta imagen como guacamole.

En ejemplos más recientes, investigadores han utilizado Redes Generativas Antagónicas (GAN) para generar imágenes digitales que pueden engañar a los sistemas de seguridad de un aeropuerto y dejar pasar a una persona que tenga prohibido volar. Y otros, imprimieron caretas de papel con imágenes generadas para hacer pensar a los sistemas de reconocimiento facial que eran otras personas.

Pero ahora que nuestra vida gira alrededor de videoconferencias, también hay gente que está explorando la picaresca para hacer ver que está en sitios en los que realmente no está, y la normalización de los fondos virtuales en Zoom trae muchas oportunidades. Aquí hay un par de ejemplos, pero qué no estará haciendo la gente para engañar a su jefe:

La verdad es que las cuestiones éticas de todo esto son de un orden parecido a las de los propios sistemas a los que quieren engañar. Sin embargo, tengo debilidad por todos estos ejemplos de picaresca pensados para engañar a las máquinas. Además, en esto, no parece que las máquinas nos vayan a ganar.

@resbla

Categorías
negocios

Apple vs Fortnite definirá el futuro de la industria

El culebrón del verano ha sido la pelea Apple vs Fortnite, y aunque sólo hemos visto los primeros capítulos, tiene pinta de que va a ser una lucha que definirá la industria de las apps, y quizá el negocio global de Apple (y de Google).

De todo este hablamos en este #technobits de Capital Radio con Luis Vicente Muñoz:

https://resbla.com/wp-content/uploads/2020/09/apple-vs-fortnite.mp3?_=3

 

Cuando hablamos de negocios tipo plataforma, no solemos hablar de las tiendas de apps, pero sin duda son unos de los mejores ejemplos de ello. No solo Google y Apple han conseguido hacer un negocio fabuloso de ellas, sino que han sido fundamentales para consolidar sus ecosistemas. Entre las dos, facturaron la no despreciable cifra de más de 80000 millones de dólares (de puro margen).

 

Pero Apple publicaba hace poco un informe (en un indisimulado esfuerzo de lavarse la cara ante las acusaciones de abuso de posición dominante) en el que dice que la app store generó más de 500 billones de dólares en conjunto para Apple y sus clientes.

El modelo de ingresos de estas tiendas de aplicaciones es bastante sencillo, cobran un 30% de todo lo que se vende a través de ellas. En el caso de las suscripciones, también un 30% el primer año, y un 15% a partir de entonces.

Si os parece bastante, no sois los únicos. Desde hace mucho tiempo muchos desarrolladores llevan buscando formas de saltarse esto, normalmente a través de dos tácticas, hacer el pago en una web propia fuera del alcance de Apple y Google, o hacerlo a través de la propia app.

Uno de los que agotó prácticamente todas las alternativas fue Spotify, y al final decidió demandar a Apple ante la Comisión Europea por abuso de posición dominante, y lo hizo dando muchos detalles sobre su posición.

Apple publicó una web similar, que ha sido la base de su argumentación todo este tiempo, y ahora que llegamos a un nuevo e importante capítulo de esta historia, Apple vs Fortnite.

Hemos hablado bastante en este blog de Fortnite, así que no quiero repetirme mucho. Pero creo que es importante recordar que Fortnite, uno de los videojuegos que genera más ingresos, es propiedad de Epic Games, un unicornio de más de 17000 millones de dólares de valoración, que a su vez, es propiedad del gigante Tencent, que por cierto, es china. Y no cabe duda de que esto en algún momento se tendrá en cuenta (estamos expectantes por ver lo que pasa con TikTok).

Volvamos a la cuestión del 30% del “impuesto de Apple”. Epic, hizo una actualización en de Fortnite que se saltaba el sistema de pagos de Apple a través de compras en la propia app. Apple reaccionó inmediatamente expulsando Fortnite de su App Store.

A su vez, Epic contraatacó con una campaña poco casual de marketing contra Apple llamada #FreeFornite, con mucha retranca muy en línea con lo que es el juego.

Por supuesto, la cosa no se quedó ahí, y Epic Games demandó en un juzgado de California a Apple por prácticas monopolísticas. Por cierto, también lo había hecho contra Google unos días antes.

Apple entonces pasó a amenazar a Epic con revocar su cuenta de desarrollador, lo cual ya no sólo afectaría a fortnite, sino también a Unreal Engine, uno de los motores gráficos y físicos más utilizados en juegos del mundo.

Finalmente, Epic solicitó protección al juzgado, que finalmente obligó a Apple a mantener la cuenta de desarrollador pero permitió que se expulsara definitivamente a fortnite de la app store.

Y de momento estas han sido las primeras rondas de esta pelea que sin duda va a tener unas cuantas más. No hay que olvidar, que solo unos días antes de la demanda de Epic a Google y Apple, los CEOs de las más grandes empresas tecnológicas fueron al Congreso americano a una audiencia precisamente sobre la investigación que está llevando el Congreso sobre supuestas prácticas monopolísticas por parte de estas empresas, así que es indudable que todo esto lo tendrán en cuenta, y sin duda, es algo con lo que Epic está contando.

Este va a ser un caso muy complejo, y es fácil entender a las dos partes.

Por un lado, Apple es la creadora y propietaria de la App Store, los iPhones sobre los que corre, y de todo el ecosistema que gira alrededor, y por lo tanto, debería ser totalmente soberana para imponer las normas que considere.

Por otro, los usuarios de fortnite, son en realidad clientes de Epic. Los cuales ya han generado riqueza para Apple al comprar los iPhones que utilizan al jugar. Además, uno podría pensar que dentro del ecosistema iPhone, la App Store es un monopolio, y por lo tanto, imponer condiciones potencialmente abusivas no es justo.

De alguna forma, y salvando las enormes distancias, esto me recuerda a la situación de los cines. Los cines se dedican a mostrar películas, pero cuando uno está dentro, es un público cautivo. Históricamente, los cines aprovecharon esta situación para prohibir el acceso con comida de fuera para imponer unos precios muy altos en lo que vendían ellos en sus instalaciones.

El caso es que la realidad es muy diferente a ambos lados del Atlántico. En Europa (y en España es muy claro), los cines (y otros establecimientos con espectáculos públicos) no pueden impedir introducir comidas y bebidas de fuera. En cambio, en EEUU, es bastante habitual.

Veremos si esta diferencia en cuanto a qué significa abuso de posición dominante se termina viendo también en este caso. La realidad, es que hay investigaciones al mismo tiempo en EEUU y la UE que pueden tener transcendencia, no sólo en este caso, sino en el futuro de la industria, concretamente, en las limitaciones que las plataformas pueden tener en cuanto a las condiciones de trabajar en ellas.

Personalmente creo que dentro no mucho, miraremos hacia atrás, y nos parecerá increíble que durante mucho tiempo se pudieran mantener márgenes de un 30% (curiosamente el mismo margen en dos plataformas competidoras) en la reventa de software.

@resbla