Categorías
negocios

Foxconn, vayan acostumbrándose a esta marca

Esta semana en el #techno-bits semanal en Capital Radio, en La Bolsa y la Vida de Luis Vicente Muñoz, hablamos de una empresa bastante desconocida para el gran público, pero que «sólo» factura 130 mil millones de dólares, lo que la convierte en la tercera más grande a nivel mundial, Foxconn.

Y el motivo de hablar de esta gran desconocida es porque a pesar de haber sido una empresa muy tímida históricamente en cuanto a adquisiciones, últimamente eso está cambiando.

Si hace unas semanas finalmente se completó una operación que llevó muchos meses cerrarse por las barreras legales de la operación, la compra por parte de Foxconn de la japonesa Sharp, más recientemente se ha anunciado que Foxconn ha vuelto a estar en el centro de una gran operación, en este caso con Nokia y Microsoft también involucrados.

La operación con Sharp tenía una gran parte de integración vertical. Foxconn es un subcontratista de fabricación de electrónica que fabrica entre otras cosas móviles por ejemplo para Apple. Uno de los componentes más importantes de los móviles son las pantallas, y Sharp es uno de los líderes en este producto. Pero es que además Sharp sigue siendo una marca muy reconocida a nivel mundial, lo cual podría ser una herramienta para Foxconn para dejar ese papel tan invisible en la industria.

Sin embargo, el infierno de los fabricantes de electrónica taiwaneses está lleno de subcontratistas que intentaron lanzar su marca, así que de momento era una mera hipótesis las ganas de Foxconn de saltar a competir en el B2B.

Pero ahora ya no hay duda. En realidad, esta última operación de la que hablábamos, son dos en una. Por un lado, un fondo de capital riesgo liderado por un ex-ejecutivo de Nokia compró a la propia marca una licencia para utilizar la marca y el uso de tecnología para fabricar móviles de segmento de entrada. Móviles a los que se les suele llamar feature phones (vs smartphones) muy populares en mercados emergentes.

La segunda parte de la operación es que Foxconn ha comprado a Microsoft el negocio de feature phones que tenía Microsoft bajo la marca Lumia, que en sí mismo provenía de la adquisición que hizo Microsoft de Nokia hace ya unos años.

Esto último tiene unas implicaciones muy importantes, pero que lo dejaremos para futuros artículos. De momento, cualquiera lo hubiera dicho, pero Nokia está de vuelta.

@resbla

Categorías
blog innovación

Apple, móviles y los secadores de pelo

En el #techno-bits de esta semana, vamos a hablar de dos empresas con poco en común, al menos a priori, Apple y Dyson. Una fabrica entre otras cosas móviles, y la otra fabrica, también entre otras cosas, secadores de pelo. Aquí lo tenéis, a partir del minuto 25 como siempre en Capital Radio con Luis Vicente Muñoz:

https://capitalradio.es/audios/20160504_CAPITAL_CHINA.MP3?_=1

 

Los últimos resultados de Apple constataron lo inevitable, el primer descenso de las ventas de iPhones de la historia. A pesar de que era obvio que ocurriría antes o después, ha sido por supuesto noticiable, y como pasa con estas noticias, ha habido una sobre-reacción que a algún despistado le haya parecido que Apple está en problemas y en plena crisis.

En realidad, los resultados de Apple han sido espectaculares. Sin embargo, el parón en el crecimiento en venta de los iPhones lanza una señal muy clara. Si Apple quiere aspirar a seguir siendo esa empresa que define el futuro, debe mirar más allá de los móviles.

El mercado de los móviles a nivel mundial se ha saturado a la misma velocidad que creció y está siguiendo de forma acelerada el comportamiento de otros mercados de productos tecnológicos anteriormente. Quizá, porque lo he vivido muy de cerca, el mercado de los móviles se parece cada vez más al de los PCs.

Hasta ahora, con un crecimiento de TAM importante, los que eran capaces de ofrecer productos diferenciales se habían escapado de la quema del mercado de volumen y márgenes bajísimos. Sin embargo, a medida que el mercado ha madurado y los productos han dejado de ofrecer características verdaderamente diferenciadoras, todo el mercado se desinfla como un suflé, y la distribución de ventas por precio cae gravitando alrededor de precios cada vez más bajos con el consecuente impacto en márgenes y aumento de competencia.

Los anuncios recientes alrededor del mercado de móviles de Microsoft y de Intel no hacen sino reforzar la idea de que el mercado de móviles ya no es una oportunidad, no es un océano azul, sino que va a ser un cruento campo de batalla. Lo siguiente que veremos será una fase de consolidación, con las empresas chinas a la cabeza.

Pero como no hay mal que cien años dure, si miramos a otros mercados vemos que después de la consolidación, vienen épocas de cierta estabilidad hasta que alguien encuentra algo diferencial que cambia el paso.

Todavía es pronto para decir si esto le ocurrirá al mercado de los secadores de pelo, pero hace unos pocos días saltaba a las noticias el nuevo secador de pelo de Dyson, que incorporaba grandes novedades tecnológicas, algo que no se había visto desde los años 60 en ese mercado.

Los números de la inversión que han realizado marean, pero la tecnología es muy interesante. De momento, gira a una velocidad de 110000 veces por minuto, lo que hace que sea silencioso. Además, es imposible que se atasque con el pelo, y por si fuera poco, controla la temperatura 20 veces por segundo para no resecar el pelo.

Veremos si todo esto es suficiente para revolucionar un mercado tan maduro como ese y si todas esas tecnologías son tan atractivas como para que la gente pague un precio bastante más alto que el habitual. En todo caso, en mercados comoditizados, es el único camino para vender cosas que no sean commodities, algo a lo que de momento (vender commodities) se van a tener que acostumbrar los fabricantes de móviles.

@resbla

Categorías
blog

Los robots son tan del pasado

En el #techno-bits de esta semana he intentado evitar hablar de la más rabiosa actualidad para mirar un poco más allá a través de alguna noticia poco común. Pero antes de entrar en harina, como siempre en Capital Radio con Luis Vicente Muñoz, podéis escucharlo a partir del minuto 22:

https://capitalradio.es/audios/20160426_CAPITAL_CHINA.MP3?_=2

Como decía, la más rabiosa actualidad desde un punto de vista de tecnología han sido los resultados de Google, Microsoft e Intel que se han publicado en la misma semana. Poco que añadir a la cantidad de artículos que se han escrito sobre ellos. Solo una pequeña reflexión, es curioso como empresas que se suponen de futuro, y a pesar de que en general los resultados han sido sólidos, esta ronda de resultados ha estado principalmente marcada por el pasado de cada una de ellas.

Y es que estando como estamos de lleno en lo que podríamos llamar Segunda Revolución Digital que tiene muchas caras, IoT, Big Data, Inteligencia Artificial y por supuesto, robótica, mundos en los que sin duda estas empresas tendrán un papel central, es un poco contradictorio lo mucho que nos estamos fijando en el pasado en estos resultados financieros.

En todo caso, miremos a usos extremos de la tecnología, que a veces nos dice mucho del futuro, y hagámoslo mirando a esa noticia poco común a la que me refería. Hace unos días, se supo que una persona había salido de compras acompañado por 8 asistentes robóticos con forma humanoide. Esto que para los que somos muy tecnófilos sería algo interesantísimo y sin duda, un adelanto del futuro por venir, resulta que en China (dónde ocurrió esto) ha tenido un rechazo tremendo.

Lejos de llamar a este hombre visionario, o adelantado a su tiempo, se le ha llamado a esta persona nuevo rico, hortera y hasta tirano en redes sociales y artículos de prensa en los que se ha hablado de ello allí en China.

Esto último de tirano me resulta muy interesante y me lleva a pensar en algunos experimentos que se han realizado últimamente sobre la relación entre robots y humanos. Últimamente ha habido una serie de estudios que ponen de manifiesto que los robots humanoides (aunque sólo lo sean de forma vaga) generan sentimientos en nosotros, hasta incluso cierta empatía. Sin embargo, no nos pasa lo mismo con robots no humanoides.

Dicho de otra forma, si pisamos un robot friegasuelos no nos preocupa más que si pisáramos otro dispositivo electrónico, en cambio, si le pisamos un pie a un robot humanoide nos activa sentimientos parecidos a los que tendríamos si lo hiciéramos con un humano.

Esto que de momento es algo muy a nivel experimental porque todavía no hay muchos robots de estos alrededor nuestro, debería generarnos muchas preguntas. De hecho, este ejemplo chino, quizá nos dice que no estamos preparados para convivir con robots humanoides, quizá solo sea algo temporal, o quizá no lo estaremos nunca, o simplemente no queramos hacerlo precisamente por los conflictos que nos generará.

De alguna forma, esto también me recuerda un poco a lo que pasó con los Google Glass. Desde un punto tecnológico era posible, desde un punto tecnófilo era deseable, pero el rechazo entre la gente que percibía esas gafas como una cámara que les estaba grabando constantemente fue tan grande, que Google decidió dejarlas aparcadas y dirigir la tecnología hacia tipo de usos más nicho.

Así que todos los aficionados a la ciencia ficción, que nos hemos imaginado rodeados de robots con los que conviviríamos sin problemas, quizá el futuro no sea como lo habíamos imaginado, algo que por otra parte es bastante habitual. De hecho, un grande de la ciencia ficción, Asimov, ya previó en muchas de sus novelas el posible rechazo que tendríamos los humanos a los robots humanoides, así que de momento parece que tendremos más roombas alrededor nuestro que Daneel Olivaws.

@resbla

Salir de la versión móvil